Opción Preferencial

Contigo somos LEMA

Cada curso pastoral, la Provincia de San Juan de Sahagún estrena lema, que sirve como hilo conductor en los apostolados que los agustinos tienen en España y Portugal.

Comienza un nuevo curso y, en el horizonte, la misión permanente de anunciar y evangelizar. El escenario de la misión es el mundo, amado inmensamente por Dios. Con todo lo que supone este mundo: personas, situaciones, necesidades, sueños, ilusiones, frustraciones, alegrías y tristezas. Todos estamos invitados a esta misión, porque todos somos Iglesia caminando juntos.

«Cada cristiano y cada comunidad discernirá cuál es el camino que el Señor le pide -se puede leer en la exhortación apostólica del Papa Francisco Evangelii Gaudium-, pero todos somos invitados a aceptar esta llamada: salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio».

Transmitir la fe no consiste en hacer entrega de un depósito de valores o de ideas, sino en hacer posible una experiencia. Se trata de un proceso que conduce a la acogida personal del misterio que se aloja dentro de uno mismo. Transmitir la fe es fundamentalmente provocar en la persona ese viaje agustiniano a la interioridad para el encuentro con el Dios que es más íntimo que la propia intimidad (Confesiones 3, 6, 11).

Propuestas

Más allá de los proyectos y tareas específicas en cada comunidad local, hay cuatro ámbitos en los que desde la perspectiva «Contigo somos», se quiere incidir:

  • La Iglesia-Sínodo: En los apostolados de la Provincia, se seguirá asumiendo y concretando la perspectiva sinodal en las iniciativas y proyectos pastorales potenciando el trabajo en equipo, la creación de órganos colegiados y todo lo que ayude a crecer en comunión.
  • La familia: Queremos potenciar la presencia de las familias en las acciones pastorales como agentes y como destinatarias, facilitando el desarrollo de su papel protagonista en la transmisión de la fe.
  • Los jóvenes: Proponemos acompañar e interpelar la vida de los jóvenes en sus procesos vitales de discernimiento y opción presentando y testimoniando la propuesta de Jesucristo.
  • La oración: Con motivo del próximo año jubilar (Roma, 2025) y para prepararlo bien, el 2024 estará dedicado de forma particular por iniciativa del Papa a promover la centralidad de la oración personal y comunitaria.